Terrassa

Entrevista a Meritxell Batet i Manuel Cruz

  • Actualitzat:
  • Creat:

Batet defiende el “respeto a la ley y a la pluralidad” en el Congreso y Cruz apuesta por “activar el Senado” como Cámara territorial.

La presidenta del Congreso de los Diputados, Meritxell Batet, y el presidente del Senado, Manuel Cruz, ambos elegidos esta semana, expresan su deseo de que los grupos políticos puedan alcanzar grandes acuerdos en beneficio de los españoles y las españolas en la recién estrenada legislatura, tal como explican en un vídeo publicado este viernes por El Socialista.

La presidenta de la Cámara Baja subraya que la Mesa que encabeza buscará que en el Congreso “se respete la ley y se respete también al otro, que se respete esa diversidad y esa pluralidad” que son muestra de la “riqueza que tenemos en España”. Batetagrega que para ella es “un gran honor” presidir el Congreso, la Cámara donde “se representa a toda la sociedad española y a la soberanía popular”.

Además, expresa su deseo de que “todos los grupos parlamentarios sean capaces de recuperar y conseguir grandes consensos”. Para que ello sea posible, agrega, la Mesa intentará ayudar a ello. A juicio de la socialista catalana, estos grandes consensos son los que “España necesita” y los que la sociedad también “reclama”.

Por su parte, el presidente del Senado, Manuel Cruz, apuesta firmemente por “activar” el Senado como Cámara de representación territorial en España para “convertirlo en un lugar de encuentro entre las diversas Comunidades Autónomas entre sí y también con el Estado”.

Cruz considera que es necesario “aprovechar las posibilidades” que ofrece la Cámara Alta para “convertirla en una Cámara territorial” y para que sea un lugar “de diálogo y de intercambio”. Su objetivo, subraya, es que la ciudadanía sepa que el Senado no sólo cumple una tarea legislativa como Cámara de segunda lectura, sino que también es “un lugar y un espacio en el que las preocupaciones de los ciudadanos españoles se ven reflejadas”

El presidente de la Cámara Alta coincide con Batet en la necesidad de forjar grandes consensos: “Tener una legislatura estable, tranquila, con cuatro años de trabajo, permitirá que todas las fuerzas políticas acepten que en el Senado el procedimiento fundamental ha de ser un procedimiento de consenso y de acuerdos”, explica.